¿Qué es la Navegación Astronómica?

Cierto es que con los sistemas de navegación GPS de los cuales disponemos hoy día esta práctica ha caído en desuso, aun que sigue siendo una asignatura obligatoria para el examen de Capitán de Yate de embarcaciones de recreo. Y para todos los que hayan visto la película "Cuando todo está perdido" es algo a tener en cuenta seguro. Sabrías navegar con las estrellas?

navegar de noche

Sea como fuere la navegación Astronómica es el resultado de un largo recorrido a través de la historia de la náutica y consideramos que es una bella técnica que despierta el interés de los aficionados al mar.

El cielo cambia dependiendo del lugar en el que te encuentres, si estas en el ecuador no verás las estrellas a la misma altura que si estas en una latitud mas al norte por ejemplo. Imagina que fijas la atención en una estrella en concreto y una vez cambiada la posición vuelves a buscar dicha estrella, observarás si sube mas o menos sobre la línea del horizonte.

Si aprendes a buscar y reconocer estrellas podrás, mediante tablas de navegación astronómica, saber en que latitud te encuentras.

Mapa de constelaciones según hemisferio 

Medir la Longitud

Para saber en que longitud nos encontramos teniendo en cuenta que el globo terráqueo da una vuelta entera cada 24 horas, marcamos una referencia inicial. Esta referencia es conocida como el meridiano de Greenwich o meridiano cero, y es una línea imaginara trazada de norte a sur del planeta que pasa por Greenwich en Inglaterra. También pasa por España atravesando Aragón y parte de Valencia.

Si nos movemos en la línea de una latitud, es decir sin variar la distancia ente el norte y el sur, el cielo que observamos permanece en la misma posición a única diferencia de el tiempo transcurrido. De tal forma que para saber en que longitud nos encontramos hay que saber cuanto tiempo falta para que el cielo esté como en la primera observación.

Dicho de otra manera, si nos encontramos en Greenwich meridiano 0º longitud 0º, el sol lo tenemos justo en la vertical o cenit a las 12 de la mañana. Supón que navegamos durante un largo periodo de tiempo en una misma latitud y llegamos a la Polinesia y, usando el mismo reloj que antes sin cambios horarios ni retrasos, observamos que el sol alcanza el cenit cuando nuestro reloj de viaje marca las 12 de la noche. Dado que faltan 12 horas para que sean las 12 de la mañana (hora de partida) y 12horas es la mitad de 24horas que es lo que tarda la tierra en hacer 360ª sabremos que hemos recorrido 180ª.

 Lapso temporal de las estrellas en el cielo

Lapso temporal de las estrellas en el cielo

Esto puede parecer muy sencillo de medir hoy día ya que no tenemos apenas retraso en nuestros relojes. Pero está precisión no era una cosa tan simple de obtener para nuestros antepasados. Para obtener una precisión cercana a las 15 millas náuticas nuestro reloj no puede fallar de mas de un minuto. Así que si navegamos durante 3 meses, no podemos fallar de mas de 1'5 segundos al día. Esto fue un problema hasta 1760 cuando John Harrison inventa un cronometro cuyo margen de error es de 1 segundo al mes.


El sextante 

Este instrumento inventado en 1.730 por John Hadley permite medir el ángulo que hace un astro con el horizonte. Al mirar por el visor y mover el espejo mediante la escala en grados, debemos hacer coincidir en el horizonte el astro buscado y la línea de horizonte. El valor de la escala nos dará justamente la altura en grados a la que se encuentra el punto observado. Para medir la altura de una estrella (que no sea el sol) o lo hacemos en un día con mucha luna que nos ilumine el horizonte o tendremos que hacerlo durante no más de 20 minutos justo al caer la noche o al amanecer cuando todavía se ven las estrellas y el horizonte empieza a ser visible.

 Midiendo el sol con un sextante

Midiendo el sol con un sextante

Estrellas para la navegación

El astro más importante para la navegación es como no, nuestro Sol. En el firmamento vemos millares de estrellas pero sólo unas 50, las más brillantes, son tomadas como referencia para la navegación astronómica. Todas ellas tienen nombre árabe como por ejemplo Aldebarán o Altair, por ser estos en el mundo antiguo quienes conservaron los conocimientos de astronomía que venían de Grecia, tras la caída del imperio romano.


Espero no haber confundido los conceptos y haber explicado con claridad lo que he aprendido, todos los temas de los que he hablado son fácilmente extensibles y mucho mas complejos, que me perdonen los astrónomos en cualquier caso.
De todas formas, y fuera de la complejidad o pragmatismo de esta técnica, opino que no deberíamos perder tales conocimientos por la comodidad de la tecnología ya que esta está justamente para tener tiempo de aprender y disfrutar haciéndolo.